domingo, 1 de junio de 2014

Nimble Quest

En la actualidad tengo bastante abandonado el tema de coleccionismo, pero a cambio volvió con fuerza el miniaturismo y los juegos de miniaturas, wargames o no.

Y todo ello fue por culpa de uno de esos jueguecillos de movil, los que se supone que te instalas "para probar", para los "ratos muertos fuera de casa" y que al final te tienen hasta la una de la madrugada matando bichos. Por lo general soy bastante inmune, juego un par de días, los desinstalo y fuera. Total, sólo instalo los gratuitos.

Pero con este no me funcionó. No sólo aun lo llevo en el móvil sino que de alguna manera me llevó a recordar mis tardes de Warhammer con mi pandilla rolera. El caballero tenia un aire a un bretoniano, un orco con dos hachas, ¡anda mira! un nigromante y un esqueleto... y ya esta, de nuevo abriendo las viejas cajas de miniaturas de 5ª edición.

¿El culpable? Nimble Quest, de la compañía NimbleBit.

Banner
Super deformed fantasy characters everywhere...

Y mira que de Warhammer tiene poco, más bien es (y se presenta) como una evolución del viejo juego de la serpiente. Igual que en aquel, no puedes chocar contra nada ni contra tu cola (grupo de seguidores en este caso). Pero aqui cada personaje tiene sus ataques y sus habilidades, al igual que los enemigos. Lo que en las primeras pantallas es matar unos pocos enemigos, pronto se vuelve esquivar hordas de bichejos, las telas de araña ralentizantes, explosiones, bolas de fuego por doquier... y ya estás en su poder.




Me gusta que un juego sencillo pueda resultar atractivo y adictivo, aunque me vuelva a hacer pensar en viejos vicios. Malditos seais, NimbleBit y Games Workshop...

La imágen es de Nimble Quest Wiki, y el video, cómo no, de Youtube...